LA FORTUNA Y PIPE SARMIENTO

Publicado por pipesar | Categoría Sin Categoría | Fecha 17-10-2021

0

No se puede hacer peor: ni tampoco se puede contaminar más a una población; la serie de Amenabar la Fortuna, basada en el caso Odyssey, es, solamente, una exaltación del funcionariado que, según él y sus asesores, fueron el eje principal para resolver  a nuestro favor el expolio practicado por Odyssey Marine Exploration; y esto, es lo más alejado de la realidad. El caso Odyssey lo inic¡amos mi mujer Magdalena y yo desde nuestro velero de una forma casual, tras 8 años de denuncias escribiendo artículos en todos los medios de comunicación. Los funcionarios de Cultura jamás movieron un dedo para ayudarnos; sino todo lo contrario. pusieron todas las trabas que pudieron, no vigilaron lo que debían y dieron unos rocambolescos permisos a piratas. Como consecuencia de ello, Odyssey expolió nuestro patrimonio por todo el mar de Alborán, entre Málaga y Ceuta, llevándose los objetos de muchos barcos hundidos en esas aguas. La serie es , por tanto, un nuevo acto de propaganda oficial del caso, llevado entre bambalinas por los verdaderos culpables del expolio. Y cuando también destapamos el robo desde Gibraltar, y para ocultar los 9 años de los barcos en el Mediterráneo con sus permisos oficiales, se agarraron con fuerza a la fragata Mercedes, hundida en aguas portuguesas del Algarbe queriendo tapar sus responsabilidades. Todo este caso no hubiera necesitado de héroes de ninguna clase con haber cumplido la Ley. Los verdaderos heroes de este asunto fueron los periodistas que, con su gran clamor mediático obligaron a los políticos de turno a encargar la defensa del barco expoliado, fuese el que fuese, a un bufete norteamericano, que hizo bien su trabajo y logró que nos devolvieran lo robado. Las aventuras que todos esperaban en la serie la Fortuna y no llegaron, solo las vivimos nosotros cuando nos hacíamos a la mar para fotografiar los barcos de los piratas y tener pruebas de sus expolios. También, cuando la Guadia Civil , a instancia de los políticos, nos puso dos querellas criminales por violación de secretos para callarnos la boca, cosa que no consintieron nuestros profesionales jueces de instancia que vieron los casos. O cuando por las noches navegábamos hasta su posición para cazarles con el robot en el agua, que escondían cada vez que la Guadia Civil de la Mar se acercaba a ellos. En fin, una tragedia para España que solo premia a los mediocres y los hace crecer para que no se note el trabajo de los que de verdad persiguen las causas injustas en defensa de los derechos de todos los españoles. Hoy ya no está de moda ni siquiera el denigrado patriotismo, aunque algunos, los que llevamos en nuestras venas la  sangre de muchos miembros de la Aramada, algunos de los cuales están enterrados bajo el agua tras un naufragio, nos duele más. Algo que los hipócritas anglosajones llaman barcos con tesoros.

Password: