¿Sirve la experiencia de los demás a la hora de afrontar una situación difícil en la mar? ¿Podemos adquirir a través de sus relatos la llave que nos abra las puertas de la seguridad y la supervivencia? ¿Reaccionaremos bien ante cualquiera de los imprevistos que pueden producirse incluso durante la más banal de las navegaciones?

Éstas y más preguntas son las que se plantea el autor de este libro tras exponer las experiencias de todos esos navegantes, deportivos o profesionales, que se han visto confrontados con la dificultad, el desastre y en muchos casos la muerte.

Si la lectura de estas páginas contribuye, aunque sólo sea un poco, a que nuestro aplomo sea mayor cuando suba la fuerza del viento y las olas crezcan desproporcionadamente; a mantener nuestras mentes frías al hacerse necesario abandonar el barco tras haber agotado todos los recursos; o a saber sufrir y conservar la cabeza sobre los hombros en situaciones de supervivencia, habrán cumplido con creces su objetivo; si no, seamos modestos, y aceptemos que tendríamos que haberlas leído dos veces.